HISTORIA

 

A fines del siglo XIX, el italiano Luigi Bartoletti, armero de oficio, se casó con una dama salteña, heredera de estos terrenos en la quebrada de San Lorenzo. La prosperidad de la familia Bartoletti permitió que edificaran esta casa de veraneo al estilo de un "castello" del norte de Italia, de donde era también el arquitecto Castagno, quién dirigió la obra. En Enero de 1984, el norteamericano John Johnston compró El Castillo, habilitándolo como restaurante y confitería. Hoy con su familia también ofrece hospedaje al estilo de la mejor época de Don Luigi Bartoletti.

 

CONSULTAS